Ideas y consejosVacaciones con niños

Alojamiento en hoteles con niños: 5 consejos básicos

¿Estás planificando las vacaciones con los peques de la casa? Internet puede llegar a ser una jungla y escoger alojamiento puede parecer una misión imposible, pero no te desanimes. Encontrar alojamiento en hoteles con niños te va a parecer de lo más fácil si sigues estos pequeños consejos.

Si acostumbras a viajar en familia, especialmente si sueles ir de vacaciones con niños es muy probable que lo que te vamos a contar ya te resulte familiar. Pero si no es tu caso y es una de tus primeras veces que organizas un viaje con niños, esperamos serte de ayuda.

En primer lugar y antes que nada, recuerda que nuestra intención es estar de vacaciones en familia y que queremos relajarnos; por eso, es importante que el destino (y, con él, el hotel, los restaurantes, los lugares a visitar, las rutas…) que escojamos esté situado en un buen entorno, con un lugar de descanso tranquilo y lo más lejos posible de cualquier ruido molesto. Pero también es importante que esté cerca de algún centro histórico que queramos visitar, de algún parque de atracciones y, lo más importante cuando viajamos con niños, que esté cerca de alguna farmacia y algún hospital o centro de atención médica por si tuviéramos algún imprevisto.

A parte de esta recomendación fundamental, aquí tienes otros 5 consejos que pensamos te pueden ayudar.

Alojamiento en hoteles con niños: 5 claves para el éxito

Es importante tener muy claro que viajar con niños es estupendo pero no es lo mismo que viajar solos o en pareja, así que tendrás que prestar atención a ciertas cuestiones relevantes. Con estos 5 consejos esperamos que puedas planificar tus vacaciones de un modo más sencillo, más divertido e incluso resultándote más barato, especialmente si planificas tus viajes con tiempo.

alojamiento en hoteles con niños

1. Elegir el destino para ir de vacaciones con niños

Asegúrate que el destino que escoges cuenta con un buen transporte público, aunque a veces no lo parezca, los peques de la casa se cansan, así haremos que nuestra estancia sea más tranquila y no tendremos que estar cargándolos en brazos a todas horas. Si lo que queremos es hacer largos paseos tal vez sea conveniente que alquiles unas bicicletas, a ellos les encanta, por eso debes informarte si hay alguna empresa de alquiler de bicicletas y si cuentan con bicicletas pequeñas. O mejor aún, pregunta en el hotel si disponen de este servicio, así ahorrarás tiempo.

Seguridad

Infórmate en el hotel si disponen de casco, tanto para los niños como para vosotros, y si vas con bebés pregunta si tienen sillitas para bicicleta.

2. Viajar en familia: escojer el mejor alojamiento en hoteles con niños en tu destino

Por suerte, los buscadores de internet dan la opción de escoger la estancia por número de personas, así que te resultará muy fácil poder buscar el mejor alojamiento en hoteles con niños. Pero vigila, muchas veces, cuando marcas más de dos personas automáticamente aparecen dos habitaciones. Si es lo que estás buscando perfecto, eso quiere decir que viajas con niños mayores y que pueden dormir solos en una habitación a parte. Pero ten en cuenta dos cosas, primero, intenta que las habitaciones estén conectadas por el interior, aunque tus hijos sean grandes no es conveniente que estén solos y menos en un lugar que no conocen. Y, segundo, el precio se dispara por lo que a veces es mejor escoger una sola habitación. Si viajas con niños pequeños o no quieres dejarte el sueldo de un mes, busca la opción que permita camas supletorias o cunas en una habitación. Hay muchas familias que duermen juntas en la misma cama, sobre todo cuando se tienen niños pequeños. Si este es tu caso asegúrate que el hotel permite esta opción y si en internet no encuentras toda la información al respecto, llama directamente al hotel.

3. La diversión no puede faltar al viajar con niños

Los hoteles familiares tienen varias opciones de entretenimiento. Entre ellos podemos encontrar: parques, castillos  hinchables y piscina. Ten presente que la piscina disponga de socorrista. Incluso algunos cuentan con monitores o animación infantil que, en horarios pactados, harán las mil maravillas con nuestros pequeños.  Es casi imposible que al buscar alojamiento en hoteles con niños no encuentres hospedaje en el que, además de habitación y media pensión, no te ofrezcan entretenimientos para los niños; sin embargo, es mejor que te cerciores de ello antes de salir de casa.

Una alternativa, que siempre funciona, es que nos hagamos nosotros mismos nuestros pasatiempos. El típico juego del veo veo, jugar al escondite o a cualquier juego que se os ocurra. Lo importante de las vacaciones es desconectar y cargar pilas, pero también, pasar tiempo con nuestros hijos, todo el tiempo que durante el año, por las obligaciones de casa y del trabajo, no podemos dedicárselo, ellos lo agradecerán. Sin duda pasar tiempo juntos es lo mejor de las vacaciones en familia.

alojamiento en hoteles con niños

¡No te olvides el bañador en casa!


Viajar con niños pequeños es lo que tiene, entre las prisas y el cambio de pañal, no hemos pensado que para poder bañarnos con nuestro bebé necesitaremos un pañal bañador, requisito indispensable en cualquier piscina de uso público.
Nuestro consejo es que uses pañales reutilizables de tela.
El medio ambiente te lo agradezerá y tu bolsillo también.

4. Lo más difícil (o no) cuando estamos de vacaciones con niños: ¡A comer!

Al biuscar alojamiento en hoteles con niños, la mejor opción es que escojas pensión completa o media pensión, así te olvidas de ir de un lado a otro buscando el mejor restaurante para comer y con toda probabilidad te va a salir mejor de precio. No está demás saber si el hotel dispone de microondas que se pueda utilizar a cualquier hora, cuando viajas con bebés se agradece, así como también si os podrán preparar alguna cosa de comer fuera del horario establecido, es posible que los niños en el momento más inoportuno tengan hambre.

Otra opción es alquilar un apartamento completo. Si eliges esta opción ya no tendrás que preocuparte en correr y preguntar en recepción dónde puedes calentar un biberón a las cuatro de la madrugada. Pero dejemos el alojamiento en apartamentos con niños para el siguiente post.

5. Vacaciones con niños: la seguridad

Viajar con niños es especial y emocionante: prepárate para redescubrir todas aquellas pequeñas cosas que con el ajetreo del día a día pasan desapercibidas. Deja que te ayuden a sacar tu lado más divertido, aventurero y despreocupado. Pero ojo con la despreocupación: pese a todo, intenta no perder de vista detalles tan importantes como la seguridad, un asunto principal cuando viajamos con niños.

Y es que, de vacaciones, solemos estar más relajados y permitimos que nos invada la sensación de que nada malo nos puede pasar. Y seguramente sea así la mayoría de las veces, pero no está de más que tomemos algunas medidas de seguridad básicas y sencillas que nos permitan estar un poco más tranquilos. Piensa en los riesgos que entraña tu viaje, haz una lista y, cuando los tengas claros, busca soluciones a cada uno de ellos.

localizador gps viajar con niños

Un ejemplo: al viajar con niños, una de las grandes preocupaciones que nos asaltan es que se pierdan, o que los perdamos. Con solo pensar en la mera posibilidad de que suceda, nos invade un sentimiento de pánico profundo (y absolutamente comprensible, por otro lado) por lo que les pueda llegar a ocurrir. ¿Qué mejor, pues, que nos ahorremos estas angustias desde el principio? Apunta, al principio de tu lista de riesgos y peligros, “Perderse”, y luego piensa en soluciones posibles o búscalas en Google. En este caso, para evitar que se pierdan tenemos distintas soluciones al alcance: desde pequeños localizadores GPS o bluetooth que podemos coser a su ropa o dárselos para que los porten de llavero, por ejemplo colgados al cuello con un cordón. Estos dispositivos se pueden usar con muchos fines para localizar, a distancia, a cualquier persona u objeto solo con el móvil. Además, si buscas un poco en Internet, los puedes encontrar a muy buen precio.

Al elegir el mejor alojamiento en hoteles con niños, debemos tener en cuenta que, tanto para ellos como para nosotros, todo es nuevo y los peques pueden llegar a desorientarse con facilidad. Por eso, cualquier precaución es poca cuando se trata de su seguridad. Así pues, al lado del riesgo “Perderse” que habíamos apuntado, podemos incluir más de una solución si creemos que son complementarias, como en este caso.

Un recurso que nos puede ayudar y que complementa a la etiqueta GPS o el llavero localizable por bluetooth son las pulseras identificativas. En el mercado encontrarás pulseras de muchas clases, tipos, colores y relieves. En ellas puedes escribir, mejor con rotulador permanente por si se mojan, el nombre, un teléfono de contacto y algún dato importante como pueden ser posibles alergias, intolerancias o enfermedades de tus peques. Nuestra recomendación es que, si te interesan, antes de adquirirlas te asegures de que sean reutilizables, resistentes al agua y con dibujos divertidos (¡fundamental!): no olvidemos que son para los niños y que no solo deben sentirse cómodos llevándolas,  ¡sino invencibles y casi con superpoderes!

alojamiento en hoteles con niños

Organizar viajes en en familia puede llegar a ser agotador. Y por esos estamos aquí, en esta ocasión para proporcionarte consejos sobre cómo encontrar el mejor alojamiento en hoteles con niños y hacer que tus vacaciones en familia sean aún mejores. Ahora solo te falta preparar las maletas y estar atento/a a nuevas ideas para viajar con niños en este mismo blog. ¡Hasta pronto!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *