Ideas para vacacionesIdeas y consejos

Rent a car: consejos útiles para alquilar un coche de vacaciones

Tienes planificadas tus vacaciones y solo te falta esperar a que llegue el día tan esperado para poder empezar a disfrutar de tu merecido descanso. Estás ojeando la guía de tu destino y te das cuenta del sinfín de lugares que vas a descubrir, solo hay un pequeño detalle que se te escapa… ¡¿cómo vas a tener tiempo para visitarlo todo?! Alquilar un coche, el clásico «rent a car», te da la tranquilidad de escoger tú los lugares y el tiempo que deseas pasar en ellos.

Alquilar un coche es la manera más cómoda de disfrutar de tu viaje al límite. Podrás organizar el tiempo a tu ritmo y olvidarte de las largas esperas en los andenes de estaciones de tren o de autobuses. Pero ten en cuenta que si te decides por esta opción debes planearlo con antelación, como habrás hecho con el billete de avión. Si este es tu caso, claro. Alquilando un coche con tiempo evitarás situaciones desagradables, como llegar a la oficina del rent a car de turno y no encontrar ningún vehículo disponible o que te carguen sobrecostes por cualquier concepto que no habías previsto.

Agencias rent a car o buscadores online


Con los buscadores online no te lo juegas todo a una sola carta. Puedes elegir por tipo de coche, días, preferencias de destino... en multitud de países y zonas, con otras opciones configurables según tus necesidades y sin comprometerte con nada hasta el momento de pagar tu reserva.

La mejor opción para alquilar un coche son los comparadores de agencias de alquiler de coches, como AutoEurope, Skyscanner u otros portales conocidísimos por cualquier internauta. En ellos encontrarás todas las opciones posibles y podrás elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. Es muy sencillo, solo necesitas escoger las fechas de llegada y de salida y, en segundos, tendrás todas las ofertas disponibles para recorrer a tu aire los lugares más escondidos de tu destino de vacaciones.

Alquilar un coche con tiempo tiene sus ventajas


Si alquilas un coche con tiempo ahorrarás dinero y lo más importante: te asegurarás de tener un coche esperándote en destino. Sin sorpresas ni contratiempos. Y no te preocupes si debes cancelar tu viaje: muchas compañías aceptan cancelaciones, por lo general, con 48 horas de antelación.

Eso sí, nuestro consejo es que evites las compañías low cost. Puede parecer que ahorras dinero (y así es, en principio) pero a la larga te puede salir más caro: si te decides por estas opciones debes leer muy bien la letra pequeña de tu contrato de alquiler, ya que puede esconder algún que otro coste adicional.

Las compañías internacionales son una buena opción, pese a que su precio es un poco más elevado, tienen oficinas por todo el mundo y además ofrecen una gran variedad de coches. Pero si viajas a destinos pequeños, como islas, te encontrarás con agencias locales de alquiler de coches. Si este es tu caso, te recomendamos que no las descartes y al menos eches un vistazo a sus tarifas: suelen tener buenos precios, pueden ofrecerte información de primera mano sobre tu destino y lo más importante, estarás contribuyendo con el comercio local.

Alquilar un coche: es más fácil de lo que parece

Una vez hayas escogido la compañía con la que alquilarás tu coche, deberás proporcionarles la documentación que te pidan. Esta documentación puede variar, pero lo normal es que tengas que presentar el carnet de conducir del conductor principal (debe tener como mínimo un año de antigüedad y hay compañías que piden hasta dos años). Si tienes entre 18 y 25 años tendrás que pagar un importe adicional en concepto de riesgo añadido. También deberás facilitar un número de tarjeta de crédito.

Ten en cuenta que la tarjeta debe estar a nombre del conductor principal y tiene que ser de crédito: muy pocas agencias de alquiler de coches aceptan tarjetas de débito o pagos en efectivo. Si quieres utilizar un servicio rent a car, asegúrate que tu tarjeta tiene tu nombre escrito en relieve (característica en la que se fijan principalmente las agencias, típica de las tarjetas de crédito). Si no tienes tarjeta de crédito, no te preocupes: normalmente puedes añadir un conductor adicional que sí la tenga con un pequeño sobrecoste. Lo único que te pedirán es que el conductor adicional o el propietario de la tarjeta esté presente a la hora de firmar el  contrato.

¡Enhorabuena! Ya conoces los pasos imprescindibles para alquilar un coche y disfrutar a tu aire de tus merecidas vacaciones. Si quieres más consejos e informaciones sobre cómo funcionan las agencias de alquiler de coches o los servicios rent a car, añade este blog a tus favoritos para no perderte ningún detalle. ¡Seguimos en la brecha!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *