Ideas y consejos

Vuelta al cole: 10 consejos para una vuelta a casa sin estrés

A pesar de que estamos en pleno mes de agosto y la mayoría aún disfrutamos de vacaciones, conviene que vayamos pensando en la vuelta al cole, en cómo organizaremos la vuelta a casa y de qué modo retomar nuestras rutinas sin morir en el intento.

Vuelta al cole: contenidos

Pocos momentos son tan duros como el fin de vacaciones y la vuelta a casa, pero por tedioso que sea volver al trabajo y a la rutina es inevitable, al menos para la mayoría. Y como hecho inevitable, mejor tomárnoslo con todo el buen humor y el optimismo posibles, aunque cueste horrores aceptarlo.

Para conseguir mantener el buen humor y caer en el llamado síndrome o depresión posvacacional, lo mejor es empezar a planificar la vuelta a casa unos días antes de terminar las vacaciones. Pensar cómo enfocaremos el inicio del curso, planificar y ordenar el día a día, marcarnos nuevos objetivos personales, académicos o profesionales… centrarnos en nuestros proyectos puede ayudar a despertar, en nosotros, un pequeño entusiasmo, un atisbo de ilusión por volver a casa y hacernos más leve el regreso a la rutina al finalizar las vacaciones.

Pero… ¿y si a ello se le añade la vuelta al cole? ¿Y si, además de tener en cuenta todo lo nuestro, también debemos pensar en los peques

Los que tenemos hijos sabemos que lo más duro al volver de vacaciones es la vuelta al cole, tener que enfrentarnos a listas de libros de texto, a las demandas de ropa (la obligatoria y los caprichos), a las exigencias de material escolar, a los horarios de reuniones, a los trámites de matrículas… sí, la vuelta al cole es ese horizonte tan poco deseado que se va acercando a medida que llegamos al fin de las vacaciones, y que es difícil de gestionar no solo económicamente y en términos materiales sino también, y sobre todo, emocionalmente.

Por todo ello, hoy te proponemos 10 medidas que pueden ayudarte a afrontar ese momento de la mejor manera posible, no solo con un optimismo resignado sino con ganas e ilusión.

La vuelta al cole sin estrés y sin sorpresas

Septiembre es un mes de grandes retos, especialmente para madres y padres. El fin de vacaciones y el inicio del curso escolar, dos eventos de gran trascendencia, coinciden en septiembre convirtiéndolo en un mes duro y trepidante. 

Cuando acaban las vacaciones y amanece un nuevo curso lo peor es que el trajín nos pille desprevenidos. Muchas veces, cuando nos damos cuenta de que se acabaron las vacaciones ya nos damos de bruces con la vuelta al colegio, el comienzo de clases y el insoslayable calendario escolar. Por ello, insistimos en que lo más recomendable es empezar a planificar la vuelta a casa cuanto antes, incluso estando aún de vacaciones.

Aprovechar la última semana de agosto para definir las estrategias que pondrás en marcha a lo largo del nuevo curso puede ser un buen comienzo. Por eso, hemos pensado en un breve decálogo que te ayude a planificar y organizar la vuelta al cole desde ya mismo.

10 consejos para sobrevivir a la vuelta al cole

0
Adaptación gradual

El fin de las vacaciones es lo bastante duro como para encima tener que empezar de cero a aclimatarnos de nuevo a nuestro ritmo de vida habitual. La última semana de vacaciones, empieza a pensar en la vuelta al cole. Dedícale un poco más de tiempo cada día y hazlo con tus peques: empieza haciendo una primera lista de necesidades, observa cómo esperan el nuevo curso… y repasad un poco lo que empezarán a trabajar en clase. Un rato cada día será suficiente para calentar motores, preparar el terreno e incluso hacer surgir las ganas de volver a casa.

0
Nuevas actividades

Relacionado con el punto anterior, los últimos días de vacaciones planifica y organiza actividades menos físicas y más intelectuales. Amplía el rato de lectura que habíais establecido durante las vacaciones, monta una visita a algún museo, teatro, centro de interés… que guarde relación con lo que vayan a estudiar a lo largo del nuevo curso escolar. Os divertiréis y los peques tendrán mucho que contar en clase cuando vuelvan.

0
Planificación del curso escolar

Concreta los horarios para el curso, páctalos con quien debas hacerlo, comunícalos a las personas interesadas y cúmplelos desde el primer día. Puedes hacerte tu propio horario escolar en una hoja de cálculo o en cualquier otro soporte que acostumbres a utilizar. Las herramientas en la nube pueden serte de gran ayuda, especialmente las gratuitas como las que incorpora Google Docs. Tras montar el horario, lo puedes alojar en tu Google Drive para tenerlo siempre disponible. 

Recuerda que solo necesitas una cuenta de Google para poder acceder a todas estas y muchas otras herramientas de planificación, como Google Calendar o Google Keep, muy útil para hacer listas de cualquier tipo.

0
Calendario escolar 2018-2019

Cuando tengas a punto tu horario tendrás lista la planificación del curso a corto plazo, es decir, tendrás una idea de las horas disponibles, de las tareas a realizar, de los extraescolares… pero deberás asegurarte de que te sirva para todo el curso escolar. Por ello, te recomendamos que consultes, guardes, imprimas e interiorices el calendario escolar 2018, para tener claros los días lectivos, los festivos, las semanas de mayor ajetreo y las que te permitirán ir un poco más relajado. 

Esta recomendación no solo nos ayudará a planificar mejor el nuevo curso, sino además (y muy importante), nos permitirá encontrar esos tan deseados huecos para organizar escapadas y huir de la rutina, solos o en familia. Se acaban las vacaciones, sí, pero… ¿qué nos impide pensar en las siguientes? 

Cada comunidad autónoma tiene su propio calendario escolar 2018. Consulta el tuyo en en el enlace correspondiente:

 
0
Reutiliza y aprovecha

Repasa todo lo que necesitarás para el nuevo curso, haz una lista de los requerimientos de la escuela, de tus peques, de los tuyos… y antes de salir a comprar, revisa lo que puedes aprovechar del curso anterior. Actuar sin tiempo o precipitadamente nos obliga gastar más de la cuenta. Si haces este repaso poco a poco y con el tiempo suficiente, la vuelta al cole puede salirte mucho más económica, e incluso representar una oportunidad para el ahorro.

0
Libros de texto y material ecolar

Si en la escuela o el instituto de tus hijos aún trabajan con libros de texto tradicionales (en papel), pregunta si disponen de algún programa de reutilización o de intercambio. Si no tienen nada parecido, ¿por qué no te propones impulsarlo? Este tipo de programas, la mayoría a iniciativa de las asociaciones de madres y padres, representan un importante ahorro para las familias durante la vuelta al cole.

Si no te queda más remedio que comprarlos, anticípate y compara precios con el tiempo suficiente; ir a la desesperada siempre comporta pagar de más. Empieza por las tiendas online de libros y material escolar, donde la mayoría de las veces encontrarás precios más baratos.

0
Organiza el transporte escolar

Si ya conoces a otras madres y padres de alumnos que comparten escuela y trayecto con tus hijos, ¡estupendo! Acuerda con ellos las idas y venidas de casa a la escuela y viceversa. Si aún no conoces a nadie, pregunta en el centro si disponen de algún tipo de tablón de anuncios con esta finalidad. Compartir transporte te ayudará a ahorrar dinero y, sobre todo, tiempo, muchísimo tiempo que puedes destinar a cualquier otra cosa que necesites o te venga en gana hacer. No olvides que nuestro objetivo es que la vuelta al cole sea lo menos estresante posible: no desprecies cualquier oportunidad de conseguir tiempo para ti y para tus cosas. Es fundamental.

Para compartir agendas y horarios, Google Calendar te puede ser de gran ayuda: puedes crear y compartir horarios de lo que desees con quien desees (siempre que disponga de una cuenta de Google), programar alertas automáticas para que no se te olvide cuándo te toca a ti ir a por los peques al cole y sincronizarlo todo con tus dispositivos móviles. ¿Pinta bien, eh?

IMPORTANTE: para el transporte de menores, debes asegurarte de disponer de las sillas para coche adecuadas a su altura y peso

0
Cuadro de tareas domésticas

El inicio de curso es un momento ideal para establecer nuevas normas y repartir responsabilidades entre los miembros de la familia. Limpieza de cuartos, cuidado de mascotas, preparación de las comidas, ir de compras… haz una lista de tareas domésticas y discutidlas entre todos. Que cada cual asuma lo que pueda según su tiempo disponible (y su edad, por supuesto), pero no dejes que todo recaiga sobre una sola persona, seas tú u otro miembro de tu familia. Especialmente los peques deben aprender cuanto antes el valor del trabajo en equipo y a responsabilizarse de sus obligaciones, tanto de las que les son propias como de las que atañen a los espacios compartidos.

0
Nuevos proyectos en familia

Septiembre también es un mes perfecto para pensar en nuevos proyectos para realizar con toda la familia. No pienses solo en escapar un fin de semana o qué hacer en los ratos libres (que también es importante); te proponemos ir un poco más allá y, a partir de los intereses personales de unos y otros, diseñar y llevar a cabo algún proyecto en común

Por ejemplo, si a uno le gustan los pájaros, a otra la montaña y al de más allá quedarse en casa frente el ordenador, un posible proyecto sería que la montañera se encargase de diseñar una ruta de fin de semana, que el ornitólogo aficionado hiciese de guía de observación y que el hogareño tomase imágenes de la escapada y las montara en un vídeo educativo para compartirlo en redes e Internet

Cualquier cosa que se te ocurra puede ser el comienzo de una aventura en familia inolvidable, y además de hacer más llevadera la vuelta al cole seguro que os anima a hacer más cosas juntos.

0
Nuevos proyectos personales

Tener proyectos en común y compartidos con toda la familia es algo más que aconsejable (incluso indispensable) para tener oportunidad de compartir experiencias, saber qué nos ocurre a unos y otros, comentar el día a día… y pasarlo estupendamente juntos. Pero eso no significa ni mucho menos que no debas tener espacio para ti.

Es fundamental que te propongas nuevos retos y objetivos personales para el nuevo curso: aprender un idioma, adoptar (de verdad) una rutina en el gimnasio, terminar de escribir ese libro que tienes a medias desde hace tantos años… lo que te apetezca. Y para ello necesitas tiempo, así que planifícate bien, prepara todo lo necesario para ponerte manos a la obra y a por todas. ¡Que nada te haga desistir de tus proyectos personales!

En resumen, los 10 puntos que te proponíamos para hacerte más llevadera la vuelta al cole se podrían resumir en 3: previsión, organización y planificación. Y aunque no sean ningún secreto, nunca está de más darles un repaso antes de acabar a las vacaciones. En fin, esperamos que estos consejos te ayuden a encarar el nuevo curso y que lo empieces con todas las ganas e ilusión. Las vacaciones volverán, seguro, y nosostros aquí estaremos para seguir acompañándote a las verdes y a las maduras. ¡Un saludo, mucho ánimo y feliz vuelta al cole!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *